Cambia, todo cambia…

Los cambios enriquecen la vida.

image

Hace un par de semanas que no he escrito ningún post y debo confesar que no es por falta de ganas. Todos los días me ha pasado por la cabeza escribir sobre algo que me apasiona pero a veces la vida te pone muchas cosas en el camino y, ni modo, hay que solucionar diferentes aspectos al mismo tiempo como si estuvieras haciendo malabarismos y no te da tiempo de atenderlo todo. ¡Mi vida está volteada de cabeza ahora mismo!

Yo no se si es la entrada de la primavera, el comienzo de una nueva etapa, pero puedo observar que todo lo que se encuentra a mi alrededor está cambiando, en la sociedad, en mis amistades y mi familia, incluida mi vida. He encontrado un nuevo trabajo que está relacionado con el mundo del bienestar, lo cual me acerca cada vez más a lo que me más apasiona en la vida. ¡Me encuentro muy ilusionada con este nuevo reto!

Aunque me siento sumamente motivada y feliz, la sensación es al mismo tiempo un tanto agridulce, la transición absorbe todas mis energías. Dejar atrás todo un camino recorrido en mi actual trabajo, una “familia” que te trata con cariño, para aventurarte a conocer horizontes totalmente desconocidos, siempre genera nostalgia e incertidumbre.


Decir hola y adiós… ¡vaya transición! The Beatles, Hello Goodbye

Duele dejar atrás muchas cosas para empezar de cero, teniendo únicamente como guía la brújula de la motivación. Pero viendo el lado más positivo del asunto, los cambios siempre aportan algo nuevo a nuestras vidas; ahora mismo, después de vivir este proceso, puedo decir que todos los cambios son necesarios sino nos marchitamos y morimos por dentro. La vida es cíclica y es necesario renovarse para evolucionar y ser mejor.

Más adelante compartiré más detalles sobre mi nueva aventura. De momento, sólo quiero darte las gracias por tu paciencia. En cuanto mi vida termine de estar de cabeza y mi tiempo vuelva a una rutina normal, espero de nuevo tomar el ritmo que llevaba hasta ahora con este proyecto y compartir de nuevo muchos temas sobre bienestar.

Buen inicio de primavera =)

Joanna

Quinoa al curry-coco

Una combinación made in heaven!

Quinoa al curry-coco

(c) Happy Wellness

La quinoa es uno de mis cereales favoritos,es ligera, versátil,  saciante y tiene muchas proteínas. Es una muy buena opción para las personas que no digieren bien el gluten. Para que pruebes este delicioso cereal te comparto una de mis recetas favoritas, quinoa al curry-coco! Suena muy exótico pero es muy fácil de preparar. Vegetariano, ligero y sabroso, te prometo que no te arrepentirás.

Ingredientes:

-1 zanahoria.

-1/4 de brócoli.

-1/4 de coliflor.

-1 taza de quinoa blanca combinada con quinoa real. (Se consigue en herbolarios, yo la compré en la supermercado ecológico Natura Sí)

-1 puñado de anacardos crudos (nuez de la india).

-1/2 cucharada de curry amarillo. (Se consigue en cualquier supermercado donde vendan especias, mi curry es de Black Peper&Co.)

-1 cucharada de aceite de oliva.

-4 cucharadas de leche de coco. (Se consigue en los Supermercados de El Corte Inglés, Open Cor, herbolarios, y hasta en las tiendas de los chinos).

-lechugas de hoja verde (rúcula, roble y canónigo) para decorar.

Instrucciones:

1. Enjuagar la quinoa en un colador durante dos minutos.

2. El método de cocción es muy similar a como se cocina hace el arroz (tres partes de agua por una del quinoa) Viertes la quinoa recién enjagada en una cacerola con agua y después de que ésta hierva, lo dejas a fuego bajo-medio durante 15 minutos.

Yo suelo preparar 1 taza de quinoa con dos tazas de agua y lo dejo cocer al vapor; pero si quieres darle más consistencia y  saborcito puedes añadir aceite de oliva y caldo de pollo en vez de agua. Buscando en Internet me encontré con una  receta de Mommy Hoods Diary donde explican muy bien cómo cocinarla. Échale un ojito!

3. Mientras se cocina la quinoa puedes ir picando todas las verduritas y preparando la salsa de curry con leche de coco.

4. En un bowl vierte la leche de coco y mézclala con el curry. Si quieres más líquida la mezcla, agrega más leche de coco.

5. Calienta el sartén o wok con una cucharadita de aceite de oliva y saltea las verduras con los anacardos.

6. Una vez salteados, puedes agregar la quinoa hasta que quede todo muy bien  mezclado.

7. Agrega la mezcla de leche de coco con curry hasta que lo absorba la quinoa.

8. Finalmente adorna el plato con las lechugas previamente lavadas y desinfectadas y sirve la quinoa al gusto.

Mmmm! Delicioso!!

Espero que lo disfrutes =)

Joanna

Menos es más

La actitud de guardar un montón de cosas inútiles
estanca tu vida.

armario(c) Happy Wellness

Para tener claridad mental y poner en marcha todo lo que realmente quieres llevar a cabo es necesario despejar todos los obstáculos que te distraen de tu objetivo.
¿Tu mesa de trabajo es un caos y no sabes por dónde emprezar a trabajar? ¿Eres de los que está escribiendo un informe con Facebook abierto y atendiendo mensajes por Whatsapp al mismo tiempo? ¿Tardas las horas en decidir qué ropa te vas a poner porque tienes el armario que explota y no sabes ni lo que tienes? ¿Te da pereza limpiar tu casa porque tienes demasiados cachibaches qué sacudir?¿Eres de los que no tira nada porque crees que te puede servir en un futuro? ¿Tienes el refrigerador lleno de comida y nunca sabes qué comer y terminas tirándolo todo a la basura? ¿Acumulas resentimientos por agravios del pasado? Si has respondido a alguna de estas preguntas, tal vez es el momento de simplificar tu vida. ¡Menos es más! ¡Atrévete a ser minimalista! Los espacios minimalistas te dan una sensación de orden y paz mental real porque no existen complicaciones, lo que se necesita está y no hay más. Lo mismo ocurre con tus procesos mentales, la saturación merma tu concentración. La simplicidad de las cosas te brinda una armonía natural que transmite tranquilidad.

Comienza a deshacerte de todo aquello que no utilizas.
Enfócate en una sola actividad a la vez.
Actúa en arreglar tus malentendidos en vez de darles vueltas tanto tiempo por las noches.
Compra comida que te nutra y únicamente lo necesario.
Llena tu armario con las prendas que verdaderamete utilizas.
Rodéate de gente que te aporte y te haga sentir feliz.

¿No sabes cómo empezar?
Abre tu armario y pregúntate ¿realmente utilizo frecuentemente esta prenda?¿me la he puesto en el último año? ¿me siento content@, feliz, guap@, cuando me la pongo y encima combina con todo? ¿no? ¡pues fuera! Lo mismo aplica con todos los objetos de tu casa, cocina, alimentos, amistades, situaciones y proyectos del trabajo…. ¿te hace feliz? ¿te aporta? ¿te hace perder más tiempo en lugar de optimizarlo? Estás aquí para aprovechar tus energías, para hacer cosas que te den felicidad, no para despilfarrarlas en pequeñas fugas que saturan. ¡Así que a economizar!

armario

(c) Happy Wellness

Haciendo pequeños cambios ahorrarás tiempo y energía en tomas de decisiones; ahorrarás energías en vez de gastarlas haciendo corajes, distrayéndote con actividades que te quitan concentración, limpiando todos los cachibaches que no utilizas; permitirás que cada cosa tenga un lugar y un uso; permitirás que todo circule y nada se quedará estancado. Todo esto se traduce en productividad =)

Un beso grande!
Joanna

El principio del vacío por Joseph Newton

¿Tienes el hábito de juntar objetos inútiles, creyendo que un día… (No sabes cuándo) vas a necesitarlos?.¿Tienes el hábito de juntar dinero, sólo para no gastarlo pues piensas que en el futuro podrá hacerte falta?
¿Tienes el hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usas desde hace mucho tiempo?
¿Y dentro tuyo…?¿Tienes el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas, miedos y demás?
¡Eso jamás lo hagas! va contra tu prosperidad.

Es preciso que dejes un espacio, un vacío, para que cosas nuevas lleguen a tu vida.
Es preciso que te deshagas de todo lo inútil que hay en ti y en tu vida, para que la prosperidad llegue.
La fuerza de ese vacío es lo que absorberá y atraerá todo lo que deseas.
Mientras estés, material o emocionalmente, cargando sentimientos viejos e inútiles, no tendrás espacio para nuevas oportunidades.

Los bienes necesitan circular…
Limpia los cajones, los armarios, el cuarto de enseres, el garage.
Dona todo aquello que ya no uses.
La actitud de guardar un montón de cosas inútiles solo encadena tu vida.
No son los objetos guardados los que estancan tu vida, sino el significado de la actitud de guardar.
Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia.
Se cree que mañana podrá faltar, y que no tendrás manera de cubrir esas necesidades.
Con esa idea, le estás enviando dos mensajes a tu cerebro y a tu vida;
que no confías en el mañana…
y que piensas que lo nuevo y lo mejor NO son para ti, por eso te alegras guardando cosas viejas e inútiles.

Deshazte de lo que ya perdió el color y el brillo.
Deja entrar lo nuevo a tu casa y dentro de ti mismo.

energia-positiva

Misión cumplida =) (Detox IV)

Buena vibra al final de esta cura depurativa.

ensalada de naranja kiwi y aguacate

Ensalada de naranja, kiwi y aguacate. (c) Happy wellness

El fin de semana pasado cumplí la meta de 21 días de desintoxicación a base de frutas y verduras. Aunque la última semana se me hizo un poco pesada, con mucha fuerza de voluntad y motivación, por fin he finalizado y puedo decir que de verdad ha valido la pena el esfuerzo.

Durante esta semana, después de terminar la cura he seguido un régimen de adaptación en el que he comenzado a comer las cosas que me gustan. Puedo comer lo que deseo; sigo manteniendo con todo gusto por la mañanas los batidos o ensaladas de frutas, ya que noto que me aportan muchas energías durante la jornada laboral. Pero déjame contarte que lo primero que se me venía a mi mente por probar al terminar la depuración eran unas deliciosas crepes con queso emmental y tomate. Mmmmm! Así que me acerqué a la crepería que se encuentra debajo de mi casa y me pedí unas para llevar.¡¡Qué delicia, por favor!! Antes de comerlas me preparé una ensalada porque tanto me acostumbré durante estos 21 días a alimentarme de comida fresca y jugosa que se me hace raro no comerme primero una ensalada antes de cualquier comida. Además, noto que al comer fresco antes de la comida cocinada, mi digestión es mucho mejor que antes de la cura.

Quiero compartir contigo algunos de los muchos platos que me han encantado durante la depuración y que quiero seguir manteniendo en mi vida diaria:

Un desayunito de plátano con manzana y dátiles. ¡El mejor desayuno! Además de ser delicioso, me aportaba muchas energías por la mañana, tanto, que no me volvía  a dar hambre hasta la hora de comida. Además, el dulce del dátil es mucho más sano que añadir azúcar refinada, altamente perjudicial para la salud.

desayuno

Desayuno energético (c) Happy wellness.

Una de mis ensaladas favoritas ha sido la ensalada de tomate y pepino con zanahoria rallada, toques de aguacate, aceituna negra, pimientos asados, rúcula y canónigo, aderesado con vinagreta de limón. Los pimientos asados le dan un toque muy especial y como me encantan los limones, la vinagreta era un plus.

zanahoria

Zanahoria lista para rallar. (c) Happy wellness.

Una de las combinaciones de frutas más extraña, y que definitivamente incluiré en mi recetario personal, es una ensalada de naranja, aguacate y kiwi ¡fresquita, liguerita y llena de sabor! Con un gran aporte de vitamina C, excelente para elevar las defensas en esta época de frío. Tienes su foto en la apertura de este post.

Una de las cosas que he descubierto con esta depuración es el poder energético que te da la fruta. Y debo confesar que a partir de ahora he perdido totalmente el miedo al mito sobre el elevado aporte calórico por su alto contenido de azúcar. Si las frutas se toman adecuadamente, sin combinarlas con otros alimentos, no tienen porque fermentarse ni hacer daño al organismo; al ser azúcares naturales y no procesados, el cuerpo los digiere con facilidad. Creo que ahora mismo prefiero tomarme un jugo de naranja o un smoothie de plátano con leche vegetal que una coca cola sin azúcar. Los ingredientes naturales son asimilados mejor por el cuerpo; las bebidas procesadas tienen demasiados ingredientes artificiales que el organismo tarda muchísimo más en digerir por su alto grado de toxemia.

También he perdido el miedo a comer las grasas vegetales que contienen el aguacate y las aceitunas; ahora mismo, por ejemplo, eligiría primero un guacamole con nachos naturales o tortitas de maiz que unas patatas fritas con grasas trans.

Una de las cosas en las que me he hecho más consciente después de limpiar mi organismo es mi proceso de digestiónCuando como alimentos que no son frescos ni naturales, mi digestión es pesada y lenta, me da sueño, me siento como aletargada. Por esta razón ahora mi cuerpo me pide que lo siga alimentando con productos más frescos y nutritivos. Definitivamente, pienso mantener en mi dieta frutas y verduras frescas todos los días, ya sea en esnsaladas, batidos o platos exóticos.  Aunque mi dieta anteriormente tendía a ser mayoritariamente vegetariana, me doy cuenta que me hacía falta incluir más alimentos frescos, que abusaba de los alimentos procesados y muy cocinados. Echaré un vistazo a libros de recetas de alimentación cruda “raw” para incluir más platos de este tipo en mi dieta.

BENEFICIOS DEL DETOX:

Piel más tersa, suave e hidratada.

Ningún grano.

El dolor de mi colon no ha vuelto.

Más energía.

Mayor concentración.

Defensas más altas. Ojo, esto no quiere decir que no me vaya a enfermar de ningún resfriado, pero si que mi cuerpo responda mucho más rápido en su recuperación.

Me siento más ligera. Primero que nada, por eliminar las digestiones pesasdas y, segundo, por la pérdida de peso (son 3 kilos y medio aproximadamente lo que he perdido y en volumen no se cuánto será, pero se nota bastante).

Ahora necesito menos pociones para llenarme, prefiero llenarme con alimentos frescos.

He descubiero mezclas de sabores deliciosos que definitivamente intriduciré a mi vida.

 LO  MÁS DURO DURANTE LA DEPURACIÓN:

Antojos que con fuerza de voluntad se superaron.

Efectos secundarios en la semana de mayor depuración. Era como una resaca no muy agradeble: mareos, nauseas, cuerpo cortado, dolor de cabeza y diarrea que se llevaron todas mis toxinas.

Llegó un momento que llegué a cansarme del monotema de las frutas  y verduras frescas a todas horas pero echando imaginación para combinarlos encuentré una mezcla de sabores muy ricos que al final he decidido mantener en mi día a día.

Después de esta depuración definitivamente no sólo cambiaré muchos hábitos en mi alimentación, también noto que ha cambiado mi percepción acerca de muchas cosas más a mi alrededor: mi entorno, mis relaciones, mi trabajo. Creo que es importante quedarse en la vida con las cosas que verdaderamente te nutren, tus alimentos, tus relaciones, tus actividades. Es importante buscar únicamente lo que te aporta energía y vitalidad.

Cada vez confirmo más que es más importante comer sano y natural que contar calorías. Y que la vida funciona mejor no sólo al nutrirnos de alimentos sanos sino también de relaciones sanas, de ambientes armoniosos. Me doy cuenta que es necesario de deshacernos de hábitos, objetos, situaciones, personas, pensamientos y sentimientos que te quitan las energías. Es más importante sentirse sano y vital que estar estresado, triste y presionado.

¡Te invito a que incluyas en tu alimentación más frutas y verduras y hábitos más sanos en tu vida: más horas de sueño, hobbies, actividades que te apasionen y deporte. Empezando con un sólo pasito es un buen comienzo ¡no tienes nada que perder! al contrario, mejorarás tu salud y tu vitalidad para hacer cosas más positivas en tu vida!

¡Gracias por acompañarme en esta experiencia!

Joanna

Rumbo a la recta final (Detox III)

Hoy es el día 17 de 21 días  de depuración.

image

 Batido de apio y manzana/ Libro de batidos y zumos de Editorial Parragon (c) Happy Wellness

¡Hola! Aquí sigo de conejillo de indias metida en esta cura depurativa en su fase final. La semana pasada experimenté la fase de mayor depuración y la más fuerte de toda la cura, la cual se basaba en un semi-ayuno a base de fruta y líquidos. Los síntomas que he experimentado los primeros días de esta fase han sido muy similares  a los de una resaca, una resaca leve (sensación de nausea, mareo-cuerpo cortado) que únicamente sentía por las mañanas y se me quitaba  cerca del medio día. Esto es algo normal en una limpieza del organismo, ya que el cuerpo está eliminando todas las toxinas de la misma manera que actúa cuando bebimos de más. Durante estos días noté que salía más grasa de mi nariz que de lo normal y mi cuero cabelludo también se encontraba más graso y únicamente un día sentí un leve dolor de cabeza. Obviamente, mis energías se encontraban más bajas de lo normal y mi cuerpo me pedía más descanso por las noches. Había días en los que no sentía antojos y otros la verdad que sí, pero en cuanto me comía la fruta se me iba y me llenaba muy rápido. Debo confesar que tenía más antojos en primera fase.

DetoxEn fin, en un abrir y cerrar de ojos este fin de semana comencé la tercera fase y salida de la cura, en la que  empiezo a introducir gradualmente la comida para que mi cuerpo no resienta un cambio brusco después de haber estado en un estado de semi ayuno. Es muy importante respetar esta fase ya que si no pueden surgir efectos secundarios muy fuertes.

He comenzado esta fase final comiendo  diferentes combinaciones de frutas y ensaladas crudas y conforme van pasando los días voy introduciendo un elemento nuevo como platos cocinados: verduras a la plancha, quinoa con verduras, otro día huevo o tortilla …  De esta manera poco a poco, se van incorporando todos los elementos de una dieta normal, GRADUALMENTE, y así el estómago se prepara para volver a comer de todo sin peligro.

Muchas personas que hacen semiayunos con jugos de frutas  o sólo fruta sufren una descompensación muy fuerte al terminar el semi-ayuno porque comienzan a comer como lo hacían normalmente sin haber preparado al cuerpo para ello. Además si llevan un semi-ayuno mal llevado, por su propia cuenta, terminan con un hambre brutal y comen como si no hubiera un mañana; las consecuencias pueden ser desastrosas. Por eso es tan importante hacer este tipo de curas bajo la supervisión de un experto y llevar un régimen preparatorio y otro de salida.

Por eso les recalco que en este espacio yo estoy compartiendo mi experiencia y debe quedar claro que ESTO ES UNA CURA DEPURATIVA NO ES UN RÉGIMEN ALIMENTICIO O DIETA. El propósito de esta cura es eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo y dar un descanso al aparato digestivo y la estoy llevando a cabo BAJO LA SUPERVISIÓN DE UN EXPERTO que me evalúa cada tercer día. NO LO INTENTES POR TU PROPIA CUENTA.

Beneficios al día de hoy:

Noto mi piel súper tersa y suave.
Cabello más brillante.
Uñas brillantes.
Mayor claridad mental.
Tránsito intestinal perfecto =)
Mi dolor de colon no ha vuelto a aparecer.
He bajado 2 kilos que me sobraban.
Y debo confesar, que ya se me antoja comer algo que me amarre las muelas jajajja

¡A ver que tal seguimos! Nos vemos la semana que entra ;)

Gracias!

Joanna

Cura depurativa en acción (Detox II)

10 días eliminando toxinas.

image

Hoy es mi décimo día en esta cura depurativa. He estado preparando mi cuerpo durante una semana con comidas muy ligeras y crudas para no causar daño a mi organismo al entrar a la segunda fase de la cura. Esta fase es la más fuerte y la más desintoxicante, a base de líquidos y fruta. Así que, básicamente, me alimento de naranja o papaya, infusiones, leches vegetales y agua.

Como les mencionaba anteriormente, para  poder llegar a esta fase de la cura es necesario preparar previamente al cuerpo con un régimen suave (frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos; eliminando progresivamente las carnes, pescados, huevos y lácteos, seguido de unos días de crudos y finalmente frutas). De esta manera, evitamos que los órganos de eliminación (hígado, pulmones, riñones y piel) se vean sobrecargados. Por consiguiente, se evita también la aparición de síntomas molestos o dolorosos como dólores de cabeza, náuseas, dolores de riñones, etc.) Pero hay que tomar en cuenta que entre más intoxicada la persona, mayores serán los síntomas.

Al día de hoy, mi cuerpo ya se ha acostumbrado a los alimentos crudos y siento menos hambre y menos antojos que en la fase anterior – aunque no niego que derrepente se me antoja una deliciosa crepe o un huevito con arroz-. Cada tercer día voy a supervisión con un experto para ver que todo esté bajo control.

Durante un proceso de depuración hay dos factores muy importantes que intervienen fuertemente en la eliminación de toxinas y que de momento he cumplido de forma natural al pie de la letra:

Dormir 8 horas mínimo. ¿Sabías que el cuerpo elimina la mayor parte de las toxinas mientras dormimos?

image

Estos días mi cuerpo me pide descanso y me he dedicado a dormir muy tempranito y lo he comprobado; a la mañana siguiente me noto -además de descansada y con buen humor- mucho más ligera. También noto que suelo eliminar la mayoría de las toxinas a primera hora del día expectorando y a través de la orina, la cual suele ser más oscura de lo normal.

-Beber agua. Es bien sabido que beber agua nos ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y que es necesaria para que el cuerpo lleve a cabo sus mecanismos. Debo confesar que durante la segunda fase esta desintoxicación, más que hambre, tengo sed, una sed cual camello en el desierto, y estoy bebiendo muchísima agua. ¡Espero que me ayude!

SÍNTOMAS:

-El dolor de colon que traía antes de comenzar el detox se ha ido del todo.

- Mi piel es mucho más tersa y suave y los granos que aparecieron al inicio de la cura se están secando.

- Tengo mucha sed.

- A diferencia de la segunda fase, al entrar en la segunda, me noto con menos energía. Necesito más descanso.

-Expectoraciones matutinas.

-Orina más oscura y con olor fuerte.

TOMA NOTA: No olvides que esto es una cura depurativa. ¡¡No es una dieta  o forma de vida!! por lo que debe llevarse bajo la supervisión de un experto.

Seguiremos informando =)
¡Gracias por acompañarme en esta experiencia!
Joanna

Año nuevo, organismo nuevo (Detox I)

Enero es el mes del detox.

image

Parrillada de verduras y ensalada de pepino y tomate con vinagreta de limón.(c)Happy wellness

Este inicio de año todos tenemos nuestra lista de propósitos. ¡Felicidades a todos los que ya se están poniendo a trabajar en ello!  Uno de los míos ha sido hacer una buena limpia en mi vida en general, deshacerme de todo lo que ya no me sirve. Por esta razón, decidí comenzar por limpiar mi organismo; este fin de semana comencé un programa de desintxicación de 21 días bajo la supervisión de un experto en naturopatía higienista.

Estrés, alcohol, malas combinaciones de alimentos, medicamentos para control hormonal, son algunos de los factores que desencadenaron en mi organismo un descenso de enegía. Llevaba varios meses cansada, con las defensas bajas y una pésima digestión. Él médico me diagnosticó colon irritable y me envió unas pastillitas para reducir el malestar cada vez que me sienta mal pero, aunque alivian en el momento, es evidente que mis niveles de energía no mejoran y el problema vuelve a saltar.

Y por eso me tienen aquí, cambiando mi sandwich de huevo de la mañana por batidos y ensaladas de frutas. La verdad no está nada mal ;)

Un detox o dieta de desintoxicación es un tratamiento nutricional  que te ayuda a corregir una dieta y estilo de vida insanos. Se llevan a cabo con alimentos 100% naturales, mayoritariamente de frutas y verduras frescas, jugos, hierbas,cereales integrales y algunas pueden contener proteínas animales como huevo, pollo y pescado. Se eliminan de la dieta los alimentos que pueden causar exceso de toxinas: pan, bollería, productos refinados de todo tipo, azúcar, sal y lácteos.

image

No es necesario seguir un régimen riguroso de ayunos y privaciones extremosos. De hecho, liberar demasiadas toxinas en un periodo muy corto de tiempo puede resultar dañino. Por eso, en mi caso, estoy llevando esta dieta de 21 días en un proceso por fases. Durante esta primera fase, los tres primeros días, dos tercios de mi alimentación son alimentos crudos. Te cuento un aproximado de lo que tomé durante esos tres días para que te des una idea:

Desayuno: Fruta fresca hasta saciar, sola o haciendo buenas combinaciones en ensalada. Plátano, manzanas, kiwis, dátiles, mandarinas etc.

Comida: Ensalada verde. Por ejemplo: rúcula, aguacate, tomate y manzana con vinagreta de limón.

Cena: Quinoa al curry con brocoli, tomate cherry y cebollín ó crema de verduras ó tortilla de calabacín.

EXTRAS:
Entre comidas: fruta sin combinar.
Bedidas: agua (toda la necesaria); infusiones (sin restricciones); leches vegetales: de soja, almendras, avena, arroz… Yo estoy tomando leche coco y arroz mmm!
Aderezos: de yogur de soja y vinagretas. (ojo sólo con aceite de oliva) y semillas como chia, lino etc.

Esta dieta está hecha de acuerdo a mi estilo de vida, las  comidas que me gustan etc… Toma en cuenta que cada persona es diferente y que las indicaciones pueden variar dependiendo de la persona, sobre todo durante la primera fase que es la transición; un híbrido entre lo que comes ahora y lo más fuerte de la dieta más adelante. Comenzar una dieta de este tipo y de tan larga duración de forma abrupta puede dañar tu salud.  Además no todas las personas son candidatas a una dieta de desintoxicación; queda estrictamente prohibido para embarazadas y mujeres amamantando, por ejemplo.

Jamás empieces un proceso de desintoxicación si te encuentras enfermo, convaleciente o bajo medicación prescrita, no comiences un programa de desintoxicación sin la aprobación de tu médico. 

imageSÍNTOMAS:

Los dos primeros días sentí estreñimiento y el tercero un poco de constipación y diarrea, además me han salido un par de granitos en la cara; estos síntomas son señal de que empiezan a salir las toxinas del organismo. Noto mis niveles de energía un poco más altos.

Tomando en cuenta que llevé una dieta vegetariana durante 7 años y que hace año y medio, aproximadamente, volví a introducir algunos pescados y mariscos a mi dieta, de momento no me está costando demasiado llevar el detox porque me encantan las frutas y verduras, únicamente eché de menos el pan en una de mis comidas en estos tres días.

En cuanto empecé el detox me dieron ganas de una limpieza general en casa así que he sacado de mi cuarto y baño muchas cosas que ya no utilizo y que ocupan un espacio. Estoy haciendo mucha introspección y observando mucho qué situaciones, hábitos y sentimientos ya no necesito para mi vida…
¡Afuera todo lo que ya no sirve! Yeiiii =)

Te seguiré informando cómo siguen mis avances en este proceso.
¡Gracias por tu visita!

Joanna